Seguramente todos nos hayamos preguntado si realmente la gente se lee el texto que acompaña a tu foto de Instagram.

Instagram, la red social visual reina por excelencia, creada y usada para ofrecer contenido que entre directamente por los ojos. Eso hace que sea más difícil ser leído en Instagram. ¿La clave del éxito de esta red? La respuesta es sencilla, todo se basa en el tiempo. Se tarda mucho menos en ver y analizar una fotografía que no en leer un texto, ya lo dice el refrán.

Una imagen vale más que mil palabras.

Instagram nos permite presentar la imagen con un texto para desarrollar el mensaje que esta quiere transmitir, aunque, en numerosas ocasiones encontramos texto mezclado con emojis, simplemente emojis o a veces simplemente este espacio descriptivo se queda en blanco.

Sabiendo esto nos formulamos las siguientes preguntas, ¿Cuál es la importancia de los textos en este tipo de redes? ¿Cuánto tiempo tengo que invertir en ellos? Este es un tema muy subjetivo, ya que depende de una larga lista de factores externos, pero os vamos a mostrar algunas evidencias que hay sobre ello. 

La popularidad de estos textos descriptivos conocidos como “Instagram Caption” ha ido aumentando progresivamente durante los últimos años, ya que la gente busca inspiración en internet. Son usados por marcas y profesionales del marketing digital para intentar atraer todavía más la atención del cliente hacía el producto o servicio ofrecido en la imagen.

Instagram

Pero, ¿cómo debe ser ese caption?

Partiendo de la base de que el usuario de Instagram consume contenido a muy elevada velocidad, estos textos deberían ser claros y concisos. Pero viéndolo desde la perspectiva informática, el algoritmo de Instagram nos premia si el usuario pasa más tiempo en el post, por lo que, desde este punto de vista, cuanto más le hagamos leer más tiempo permanecerá en él.

Entonces, ¿se trata de encontrar la longitud perfecta? ¿Suficientemente corto para que un usuario dedique su tiempo a leerlo y suficientemente largo para que nuestro usuario sea premiado? La respuesta es no. Como hemos dicho antes, todo es subjetivo y depende de varios factores como, por ejemplo, cuánto de famoso es el usuario que postea una imagen. Si Lady Gaga publica una imagen sin ningún texto, tendrá más repercusión que una marca local posteando una imagen con una “longitud de texto perfecta”.

Cabe mencionar algo muy básico, que en numerosas ocasiones se nos olvida, como la buena ortografía.

Para aumentar el eco de la publicación a través del texto la clave suele ser la creatividad. Algunos ejemplos son crear un sorteo de un producto en la descripción, el uso de hashtags, invitar al usuario lector a opinar a través de una encuesta, poner los horarios de apertura de un comercio, informar de un plato especial en un restaurante…

Encontrar un caption con mala ortografía nos produce inconscientemente un rechazo hacía lo que nos ofrecen en la imagen, ya que es como si nos dolieran los ojos solo de verlo. Transmite poca seriedad y poca profesionalidad.

La conclusión que sacamos de todo esto es que, los textos solo serán relevantes y darán un mayor engagement si aportan un valor añadido a la imagen.

Después de toda esta información es muy probable que uno colapse y no sepa cómo gestionarlo correctamente, por ello queremos presentarles Zoho Social, un programa que permite administrar las marcas en las redes sociales. 

Zoho Social presenta una interfaz fácil, clara y sencilla de manejar donde puede programar publicaciones cuando la audiencia se encuentre más activa, crear informes personalizados, analizar el rendimiento de las redes y lo más importante, ahorrar tiempo gracias a su algoritmo predictivo.

¿Te animas a probarlo? ¡Cuéntanos tus resultados a través de https://www.instagram.com/appsimplantadores/

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *